30 Proyectos con Arduino – Simón Monk

10406961_310727135756563_3403077448854679981_n

Es una realidad que el mundo tecnológico está liderado por el mundo de habla inglesa, y sobre todo por Estados Unidos. Esto es obvio. En sus universidades y centros de investigación se desarrolla lo más avanzado e innovador de la tecnología actual. Muchos de sus centros de posgrado son, sencillamente, de quitarse el sombrero. Y. en gran medida, lo son porque en ellos desarrollan su actividad muchos de los mejores profesionales del mundo en su campo.

El acceso a todos los textos y documentación que producen estos autores y estos centros de excelencia supone, no hace falta decirlo, una ventaja competitiva para todo el mundo que comparte esa misma lengua, el inglés. Y, por la misma razón, una desventaja para el resto de los idiomas.

Recientemente escuchaba en un vídeo a David Cuartielles, ingeniero español y uno de los fundadores del equipo Arduino, decir que, en su opinión, en temas de tecnología, España y Latinoamérica llevan un retraso de 5 años sobre el mundo anglosajón, por la falta de libros traducidos al español. Obviamente, es difícil cuantificar el “daño”, pero éste, sin duda, existe.

Desafortunadamente, eso hace que nos estemos perdiendo cosas importantes. Por poner un ejemplo sencillo, pensemos en el mundo de la literatura. Imaginemos que no se hubiera traducido a Balzac, a Stendhal, a Goethe, Dostoievski. Faulkner, Canetti…, a Roth o a Coetzee. ¡A Shakespeare! o a tantos y tantos otros clásicos de la literatura. ¡Cuánto más pobres seríamos! Pues eso, desgraciadamente, es lo que ocurre, entre otros, en el sector de la tecnología. ¡Cuántas obras importantes nos estamos perdiendo! Aunque no sean clásicos de la literatura, muchas de estas obras, cada una en su campo, también son “clásicos” u obras de referencia en su sector: en informática, en robótica, en electrónica.

Obras que en muchas ocasiones van por la 8a o la 10a edición, y que aquí seguimos sin poder disfrutar y aprender de ellas porque, simplemente, no están traducidas a nuestro idioma. Ser conscientes de esa carencia ha sido, sin duda, una de nuestras principales motivaciones al iniciar este apasionante viaje que supone poner en marcha un proyecto editorial. Y. para nosotros es apasionante por muchas razones: porque se trata de libros (da igual el formato, papel o digital), de información, de cultura, de diálogo entre autores y lectores e, incluso, a veces, de ayudar a despertar una inspiración o un interés en los más jóvenes.

Aunque nuestra posible aportación sólo pueda suponer apenas nada ante la magnitud de la tarea, el reto creemos que merece la pena: intentar ayudar a hacer que ese hueco entre lo que se publica cada año en inglés y lo que llega en español a nuestros alumnos, profesores, profesionales o aficionados sea un poco más pequeño. Ese es nuestro Reto y nuestro Compromiso.

Entonces, ¿qué es Arduino?

Bueno, Arduino es una pequeña placa de microcontrolador con un puerto USB para conectar al ordenador y diversos zócalos de conexión que se pueden conectar mediante cableado a todo tipo de componentes electrónicos externos, como motores, relés, sensores de luz, diodos láser, altavoces, micrófonos, etc. Se puede alimentar mediante la conexión USB del ordenador o con una pila de 9 V.

La placa se puede controlar directamente desde el ordenador o programarla con éste y posteriormente desconectarla para trabajar de forma autónoma.

Llegados a este punto, puede que algunos estén pensando en qué organización gubernamental “top secret” tienen que colarse para adquirir una de estas placas. Sin embargo, afortunadamente, no es necesario hacer nada especial para obtener uno de estos dispositivos. Ni siquiera tendrá que separarse de su buscador favorito o de su distribuidor de componentes electrónicos online. Puesto que Arduino es un diseño de hardware de código abierto, cualquier persona es libre de tomar los diseños y crear sus propios “clones” de Arduino y venderlos, por lo que el mercado de las placas es bastante competitivo.

Una placa Arduino oficial cuesta alrededor de 23 €, y las llamadas “clon” suelen costar menos de 20 €.

El nombre Arduino está reservado por los creadores originales. Sin embargo, los diseños “clones” de Arduino con frecuencia llevan el nombre duino al final de su nombre, como por ejem plo, Freeduino o DFRduino.

El software para programar Arduino es fácil de usar e igualmente está disponible libremente para equipos Windows. Mac y Linux sin coste alguno.

Arduino

Aunque Arduino es un diseño de código abierto para una placa interfaz de microcontrolador, en realidad es más que eso, ya que abarca tanto las herramientas de desarrollo de software que son necesarias para programar la placa Arduino, como la propia placa. Existe una gran comunidad de aficionados al montaje, programación, electrónica e incluso de aficionados al arte dispuestos a compartir sus conocimientos y experiencia en Internet.

Para comenzar a utilizar Arduino, vaya primero a la página oficial de Arduino (www.arduino.ee) (en inglés) o a la página en español, wwwrardüino.cc/es y descargue el software para Mac, PC o LINUX.

Podrá incluso comprar una placa Arduino haciendo clic en el botón Comprar una placa Arduino o pasar algún tiempo con su buscador favorito o en algún sitio de subastas en línea para encontrar opciones más económicas. En el siguiente capítulo se proporcionan instrucciones paso a paso para la instalación del software sobre las tres plataformas.

Contenido:

1. Arrranque rápido
2. Un recorrido por Arduino
3. Proyectos con LEDs
4. Más proyectos con LEDs
5. Proyectos con sensores
6. Proyectos de luz
7. Proyectos de sonido
8. Proyectos de energía eléctrica
9. Proyectos varios
10. Sus Proyectos
Apéndice: Componentes y suministros

Click Para Descargar

7Zbywmn-300x2091

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *